Chef Manuel Alonso, restaurante Casa Manolo con una estrella michelín y dos soles repsol. Daimús - Valencia

6/4/20_¿Cómo alimentas tu cuerpo en el confinamiento?

Siempre nos han dicho que somos lo que comemos, me gusta ir un paso más allá, somos de lo que nuestra comida se haya alimentado. Es una etapa en nuestra vida diferente, es un momento antes no conocido, debes de ser consciente de tu alimentación, es muy importante para estar bien en estos momentos. No olvidemos que el cuerpo humano es una maquinaria perfecta, necesita del mejor  “carburante” para estar ágil y vigoroso.

Veo que la gente le esta dando más importancia a cocinar. Al estar en más en casa, han encontrado un pasatiempo en los fogones, que gran noticia. Lo más importante de esta acción es que estamos siendo conscientes de lo que comemos, como lo comemos y como lo cocinamos.

Debemos escuchar a nuestro cuerpo, él nos hablará y nos dirá en cada momento que tenemos que comer. Es muy inteligente, nos dice que le gusta comer “una ensalada fría en verano o un guiso caliente de legumbres en invierno”, por eso él sabe. ¡Hagamos una escucha activa a nuestro cuerpo! ¡Escuchemos el subconsciente él nos guiará bien!.

Cada uno de nosotros sabe cómo se encuentra, después de haber ingerido ciertos alimentos, ¿estamos mas ágiles o lo que nos apetece es irnos al sofá? Es cuando debemos escuchar a nuestro cuerpo, para saber que es lo mas interesante para cada uno. Igual que los horarios, a mi personalmente me gusta comer y cenar pronto, cada uno debemos adaptarlo a nuestras necesidades y momentos. No todos los relojes biológicos funcionan de la misma manera, escuchemos.

Es importante saber de donde proceden los alimentos: origen y  productor. Todos los ingredientes que componen un plato, su composición, la cantidad de hidratos de carbono, proteínas y grasa que lleva un menú diario, que sea equilibrado. Si queremos estar ágiles, felices, dinámicos, proactivos, prestemos atención máxima a lo que comemos y las cantidades.

Es el momento para disfrutar de cocinar juntos toda la familia, disfrutar de la mesa, una conversación amena, familiar, sin televisión y sin móviles. Siendo conscientes de lo que nos llevamos a la boca.

Mis consejos para estos días en lo que hacemos una vida más sedentaria de lo habitual y no tenemos el estrés diario de nuestra vorágine, es que recuperamos el desayuno, empecemos el día con energía con fruta, yogur, zumos vegetales o frutas, cereales, fiambre, frutos secos, café o té. No hagamos comidas o cenas copiosas, comiendo de todo, carne, pescado, verdura, cereales, pasta. Hagamos mezclas, juguemos con los ingredientes, saquemos ese chef que llevamos todos dentro. Entre horas las infusiones son fabulosas, además que mantienen la temperatura corporal del cuerpo y los zumos de cítricos, vitamina C, son geniales.

Juguemos con las especias. Nos ayudarán mucho en los procesos digestivos. Divirtámonos con las vinagretas, darán un plus a nuestros platos. Cocinemos con aceite de oliva, es una fuente incalculable de energía y antioxidantes.

Tengamos una gastronomía consciente en el confinamiento y llevémosla a nuestro día a día. No solo comamos, alimentemos el cuerpo y alma.

¡¡¡¡Que aproveche!!!!




2 comments

  1. Syl dice:

    Gracias x tus consejos!! Tus recetas diarias y las de tu padre ❤️y tu ayuda a llevar mejor esta situacion con tus amaneceres!!! Y sonidos del mar q dan vida!!

  2. Gema Gaspar dice:

    Me parece perfecto todo lo que propones en este artículo y en ello estamos. En nuestra familia suele ser una práctica bastante habitual, intentamos cuidar nuestra alimentación porque como tú bien dices “ No olvidemos que el cuerpo humano es una maquinaria perfecta, necesita del mejor “carburante” para estar ágil y vigoroso.”. Sin embargo, en cuanto a los móviles y la televisión deberemos aplicarnos el cuento e intentar aparcarlos durante el tiempo de las comidas y sobremesas, vamos a intentarlo.😜

Leave a Reply